Empresas privadas buscarán vida extraterrestre y podrían explotar comercialmente sus descubrimientos. Ya que recientemente la empresa estadounidense Rocket Lab, con sede en California está desarrollando una misión privada al planeta Venus, en busca de demostrar que no estamos solos, reportó Earth Sky.

La sonda espacial creada por la compañía pesará solo 1 kg y pasará cerca cinco minutos cruzando a toda velocidad a través de la densa atmósfera venusiana, tomando muestras del aire a medida que avanza. Rocket Lab dijo que planea lanzar la misión en mayo de 2023, con el objetivo de que su sonda busque signos de moléculas orgánicas que puedan indicar la presencia de vida extraterrestre, en las nubes del planeta más caliente del sistema solar. Misión que podría abrir el camino para que las empresas privadas comiencen una nueva carrera por el descubrimiento de vida extraterrestre. Sin embargo, a diferencia de las agencias espaciales y gobiernos, las compañías privadas tienen como finalidad obtener ganancias y para ello, podrían explotar sus descubrimientos, con fines comerciales.

Asimismo, las empresas no tendrían que cumplir con las normas de los gobiernos sobre la transparencia y rendición de cuentas, por lo que podrían mantener en secreto sus descubrimientos sobre la vida extraterrestre, incluso inteligente. Por lo que la tecnología desarrollada por civilizaciones avanzadas, podrían quedarse en manos de unos pocos empresarios y no llegar al público.