Un extraño objeto que cambiada constantemente de color, fue captado por un niño en California, la noche del pasado 26 de marzo.

 

 

El testigo de nombre Marcus Pak, asegura que no es una cometa, porque no hay lugar en la zona donde se puedan volar cometas.