Estamos a sólo un mes del impacto de la nave espacial DART de la NASA en un asteroide.

Dirigida por el Laboratorio de Física Aplicada de Johns Hopkins de la NASA, la misión Prueba de redirección de doble asteroide (DART por sus siglas en inglés) será la primera prueba de defensa planetaria de la historia.

El próximo 26 de septiembre a las 7:14 p.m., la nave espacial DART chocará contra el asteroide Dimorphos a aproximadamente 24,000 kph en un intento de alterar la trayectoria del cuerpo celeste alrededor de un asteroide más grande llamado Didymos.

Utilizando algunos de los telescopios más potentes del mundo, el equipo de la misión completó el mes pasado una campaña de observación de seis días para confirmar cálculos anteriores de la órbita del asteroide, confirmando su trayectoria en el momento del impacto. “Las mediciones que el equipo realizó a principios de 2021 fueron críticas para asegurarse de que DART llegara al lugar y momento correctos para su impacto cinético y confirmar esas mediciones con nuevas observaciones nos muestra que no necesitamos ningún cambio de rumbo y que ya estamos justo en el objetivo”, aseguró Andy Rivkin, codirector del equipo de investigación de DART.

Aunque Dimorphos no está en curso de colisión con la Tierra, la misión es una prueba para ver si la “tecnología de impacto cinético” funcionaría para desviar cualquier asteroide potencial con destino a la Tierra.

La misión se lanzó en un cohete Falcon 9 de la empresa SpaceX el 24 de noviembre de 2021. Desde entonces, DART ha viajado aproximadamente 11 millones de kilómetros hasta el sistema binario de asteroides Didymos. Al respecto, la Ingeniera de Sistemas de la NASA Elena Adams, indicó que esta podría ser la diferencia en caso de que un asteroide en verdad amenace la Tierra.