Cada vea más frecuentemente, aficionados a la astronomía logran captar fenómenos inexplicables en nuestro satélite natural. El último de ellos, ocurriría la noche del pasado 22 de agosto, cuando unos objetos voladores de origen desconocido, fueron registrados de forma incidental, despegando de la Luna.