Una de las llamadas Naves Nodrizas, fue captada la noche del 26 de abril, desprendiendo otros OVNIS luminosos más pequeños desde su parte inferior, sobre la populosa ciudad de Sao Paulo en Brasil.

 

 

De acuerdo con el testigo, de nombre Eduardo Kreca, el OVNI no se alcanzaba a distinguir con su teléfono celular, así que utilizó una cámara BMCC 2.5k, con una lente de 200MM, que permitió observar claramente al objeto rojizo que arroja a numerosos otros objetos, posiblemente al océano.

Tras cinco minutos de filmación, el objeto ovalado comienza a descender lentamente, hasta que finalmente se pierde detrás de los edificios.