Un equipo de científicos liderado por Jhonatan Alarcón, de la ‘Universidad de Chile’, ha estado buscando restos de dinosaurios durante muchos años. Y ahora han descubierto un lugar que representa un verdadero cementerio por la abundancia de huesos de pterosaurios -reptiles prehistóricos alados- hallados allí, según un comunicado de la universidad que describe el hallazgo realizado en 2018.

“A nivel mundial son escasos los hallazgos de varios ejemplares de pterosaurios preservados juntos”, comentó Alarcón. El equipo denominó el lugar del descubrimiento Cerro Tormento. Se trata de una empinada montaña de más de 4.300 metros de altitud ubicada a 121 kilómetros al noreste de la ciudad de Copiapó, en pleno desierto de Atacama.

Los investigadores extrajeron diversos fragmentos fósiles que fueron estudiados en el laboratorio de la Red Paleontológica de la Universidad de Chile, y los resultados de ese trabajo se publican en la revista ‘Cretaceous Research’. El estudio reveló la existencia de distintos ejemplares de pterosaurios de la familia ‘Ctenochasmatidae’, reptiles voladores que se alimentaban en esas tierras hace 140 millones de años y que habrían alcanzado una envergadura superior a los tres metros. Esos reptiles se alimentaban filtrando agua a través de dientes largos y delgados.

Los científicos sugieren que el descubrimiento se debe a que hace 100 millones de años la zona del actual Atacama, ahora desértica, fue una zona inundable de la desembocadura de un río, que ahora se llama Quebrada Monardes. Otro factor que ayudó a prosperar a estos reptiles alados fue el clima de la Tierra de la era Mesozoica, que era mucho más cálido que el actual y había precipitaciones abundantes. “Casi en todo el mundo los restos de pterosaurios se encuentran principalmente aislados”, señaló al respecto Jhonatan Alarcón.

El ‘cementerio’ de Cerro Tormento es el segundo hallazgo de un número significativo de huesos de ‘Ctenochasmatid’ en Atacama. Los científicos sugieren que estos pterosaurios estaban muy extendidos en el norte del actual Chile en el período Jurásico (hace 145-201 millones de años) y en el Cretácico inferior (hace 100-145 millones de años). Los autores del trabajo también escriben que una acumulación tan grande de restos fósiles en un solo lugar es una evidencia del estilo de vida de estos reptiles: vivían en colonias, reportó ‘RT‘.