Un diamante gigante de 190,7 quilates, que se formó hace 2.000 millones de años, fue encontrado en los tubos de kimberlita de Botuobinskaya, en la región rusa de Yakutia, una zona de permafrost rica en minerales. Se trata de uno de los diamantes más grandes de Rusia extraído este año, reza el comunicado de la empresa ‘Alrosa’. Los tubos de kimberlita son formaciones rocosas de carácter volcánico, que se originaron hace miles de millones de años en condiciones extremas de calor y suelen esconder grandes cantidades de diamantes.

El diamante octaédrico fue encontrado la noche del 25 de diciembre, y los expertos indicaron que tiene características de alta calidad. En un futuro cercano, será analizado en un estudio más detallado por peritos de la compañía. Evgeny Agureyev, subdirector general de Alrosa, recordó que se trata del segundo hallazgo importante hecho en vísperas de una gran fiesta. El primero, un diamante en forma de corazón, fue encontrado en vísperas del día de San Valentín, el 14 de febrero. Asimismo, en octubre se informó que se halló un diamante de 232,4 quilates en el tubo de kimberlita de Udáchnaya.