Este miércoles dos ciudadanos del estado de Florida (EE.UU.), Julie Turner y su hijo de 8 años, han descubierto nada menos que los restos de un barco que podría ser del siglo XVIII en la playa Ponte Vedra, en el condado de San Juan, informa ‘Action News Jax’.

A primera vista creyeron que no se trataba sino de una valla o un pedazo de muelle, pero en cuanto pudieron examinarlo se dieron cuenta de que era “un objeto histórico”.

Según el anticuario y ‘cazador’ de tesoros Marc Anthony este buque se parece a los del siglo XVIII. Además, a su juicio, “verlo sobrevivir y acercarse a la cosa” es un descubrimiento “muy, muy raro”. “Es el Santo Grial de las naves hundidas”, ha asegurado Anthony.

Un grupo de arqueólogos está examinando el barco para datarlo y determinar su país de procedencia. La especialista local Tonya Creamer anuncia que corresponde a las autoridades estatales tomar una decisión sobre el hallazgo.