Una espada, que se cree que perteneció a un cruzado que navegó a Tierra Santa hace unos 900 años, ha sido recuperada del lecho marino del Mediterráneo, cerca de la ciudad israelí de Haifa, comunicó este lunes la ‘Autoridad de Antigüedades’ del país. El descubrimiento fue hecho el pasado sábado por el buceador Shlomi Katzin, mientras estaba explorando la zona. A parte de una espada de un metro de largo con una empuñadura de 30 centímetros, encontró en una cala antiguas anclas de piedra y metal y fragmentos de cerámica que fueron dejados al descubierto por las olas y las corrientes marinas.

 

 

Nir Distelfeld, inspector de la Unidad de Prevención de Robos de la Autoridad, subrayó que “la espada de hierro se ha conservado en perfecto estado y es un hallazgo hermoso y raro”. “Es evidente que perteneció a un caballero cruzado. Es emocionante encontrarse con un objeto tan personal, que te lleva 900 años atrás en el tiempo a una época diferente, con caballeros, armaduras y espadas”, agregó. Por su parte, Kobi Sharvit, director de la Unidad de Arqueología Marina del organismo, declaró que estos hallazgos demuestran que la cueva “servía de pequeño fondeadero natural temporal para los barcos que buscaban refugio”. “La identificación de los distintos hallazgos demuestra que el fondeadero se utilizaba ya en la Edad de Bronce tardía, hace 4.000 años”, detalló, añadiendo que el reciente descubrimiento de la espada sugiere que “la cala natural también se utilizaba en la época de las cruzadas”, entre los años 1096 y 1291, reportó RT.