Arqueólogos italianos descubrieron en la isla de Cerdeña restos de dos estatuas de 3.000 años de antigüedad que representan los cuerpos de boxeadores pertenecientes a la cultura nurágica presente en la región en la Edad Antigua, reportó RT. Entre los vestigios, se encontraron los torsos de dos boxeadores, un gran escudo flexible que cubre el vientre y envuelve el brazo, así como una cabeza y otras partes del cuerpo. “Es un descubrimiento excepcional y otros seguirán”, manifestó el ministro de Cultura de Italia, Dario Franceschini, citado por la agencia Ansa.

La expedición arqueológica se realizó en la necrópolis nurágica de Monte Prama en la localidad de Cabras, en donde se descubrieron previamente esculturas similares. Allí, los expertos confirmaron la existencia de un importante camino funerario que flanquea las tumbas, reservado casi exclusivamente para hombres jóvenes. “Hay un falta total de ancianos y niños”, explicó el arqueólogo y director científico de la excavación, Alessandro Usai. Según el experto, las estatuas encontradas tienen características distintas a las esculturas, de entre 2 y 2,5 metros de altura, que se hallaron en el sitio a mediados de la década de 1970, ya que se diferencian por un escudo curvo muy característico.

Los expertos aún tienen por delante resolver varios interrogantes, entre ellos cuál era la función de estas colosales estatuas de piedra de dos metros de altura. Se espera que el examen cuidadoso, la limpieza y la extracción de los dos grandes torsos, que llevará tiempo debido a la particular fragilidad de la piedra caliza en la que están esculpidos, proporcionen nuevos elementos de estudio.