La misión arqueológica conjunta entre el Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto y la Universidad de Cambridge, Reino Unido, descubrieron una tumba que data de hace unos 3.500 años. La tumba fue desenterrada en la orilla occidental del río Nilo, en Luxor, donde se encuentran los famosos Valle de las Reinas y Valle de los Reyes. Los arqueólogos creen que contiene los restos de algún personaje de la 18a dinastía real, anunció el Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto, este sábado, en un comunicado en su sitio oficial en la red social Facebook (perteneciente a Meta, calificada en Rusia como organización extremista).

Los primeros elementos descubiertos hasta ahora dentro de la tumba parecen indicar que se remonta a la dinastía XVIII de los faraones Akenatón y Tutankamon, manifestó el Dr. Mustafa Waziri, secretario general del Consejo Supremo de Arqueología. Por su parte, Piers Litherland, de la Universidad de Cambridge, Reino Unido, jefe de la misión de investigación británica, dijo que la tumba podría ser de una esposa real o una princesa del linaje del quinto reinado. La dinastía XVIII de reyes gobernó entre los años 1575 a. C. y 1295 a. C., aproximadamente, y está considerado el periodo de máximo esplendor de la civilización faraónica.

Por su parte, el arqueólogo egipcio, Mohsen Kamel, comentó que el interior de la tumba estaba “en malas condiciones”. Partes de ella, incluidas las inscripciones, fueron “destruidas en inundaciones antiguas que llenaron las cámaras funerarias con sedimentos de arena y piedra caliza”, agregó Kamel.