Un grupo de arqueólogos de la Universidad de Manchester ha empezado a excavar por primera vez una tumba de 5.000 años de antigüedad relacionada con la leyenda del rey Arturo, según un comunicado publicado el pasado viernes en la página web de la institución educativa, reveló RT.

El texto indica que los expertos están trabajando con la organización benéfica English Heritage para remover la hierba con el objetivo de “exponer y registrar restos arqueológicos particularmente delicados” con la esperanza de responder algunos de los misterios que rodean al “enigmático sitio”. “La Piedra de Arturo es uno de los monumentos prehistóricos más destacados de este país, ubicada en un lugar impresionante, pero sigue siendo poco conocida”, explicó Julian Thomas, profesor de la Universidad de Mánchester. “Nuestro trabajo busca restaurarla en el lugar que le corresponde en la historia de la Bretaña neolítica”, añadió.

También conocida como tumba de Herefordshire, se trata de un monumento funerario megalítico situado en Inglaterra (Reino Unido). Según el English Heritage, en la misma zona se han encontrado construcciones similares que contienen restos óseos incompletos de varias personas junto con cerámica y fragmentos de armas. En la actualidad solo quedan las grandes piedras de la cámara interior, que está colocada en un montículo de tierra y piedras cuyo tamaño y forma originales siguen siendo un misterio. La cámara está formada por nueve piedras verticales, con una enorme roca angular colocada en la parte superior que se calcula que pesa más de 25 toneladas.

Como muchos otros monumentos prehistóricos hallados en el oeste de Inglatera y Gales, esta tumba se ha relacionado con el rey Arturo desde antes del siglo XIII. Según la leyenda, fue en ese lugar donde el monarca mató a un gigante, que al caer dejó la huella de sus codos en una de las piedras. “Se trata de uno de los monumentos de la Edad de Piedra más importantes del país, y esta excavación brinda una oportunidad realmente rara y emocionante para que los miembros del público vengan y vean la arqueología en acción”, señaló Ginny Slade, miembro del English Heritage. “Nuestro equipo de maravillosos voluntarios estará disponible para explicar los últimos hallazgos a medida que se produzcan”, concluyó.