En la ciudad de Khammam, en el estado de Telangana, al este de la India, un pescador capturó el pasado domingo un ejemplar que nunca había visto antes y que despertó su curiosidad y la de los demás lugareños. El pez, de unos 600 gramos, fue analizado por Joe Kizhakudan, del Instituto Central de Investigación de Pesquerías Marinas de Chennai (Tamil Nadu). Según señaló al diario ‘Telangana Today’, se trata de un representante de la especie ‘Pterygoplichthys pardalis’, un pez de agua dulce y de clima tropical endémico de la cuenca del río Amazonas en Brasil y Perú.

Este siluriforme cuenta con aletas radiadas y puede alcanzar una longitud de 49 centímetros. Suele vivir en el fondo del agua y tiene la capacidad de tomar oxígeno de la superficie en períodos secos, cuando su concentración disminuye. Según Kizhakudan, pudo haber sido introducido en la zona “accidentalmente” por la industria de los acuarios durante la cría de peces exóticos.

El experto subrayó que se trata de una “especie invasora” que compite y ocupa el espacio con especies locales. Así, advirtió, se trata de un animal ecológicamente perjudicial, ya que se reproduce y perturba las cadenas alimenticias, lo que lleva a la disminución de las especies nativas, al tiempo que degrada las plantas acuáticas y los bancos de agua por medio de la excavación de madrigueras y túneles. Sin embargo, Vidya Sagar Reddy, científico de la Estación de Investigación Pesquera de la localidad de Palair (Telangana), sostiene que el pez podría pertenecer a otra especie de siluriforme con la cual suele confundirse, conocida como ‘Hypostomus plecostomus’, que fue encontrada en un embalse de esa zona hace una semana. Al parecer, esta especie está siendo usada para limpiar las algas que se acumulan en las jaulas de otros peces, explicó.