Un equipo internacional de investigadores publicó este 16 de febrero en la revista ‘Cell’ un estudio en el que anuncian haber hallado decenas de virus desconocidos (muchos de ellos potencialmente peligrosos para los humanos) en animales salvajes consumidos tradicionalmente como manjares en varios países asiáticos. Se sabe que los mercados de animales vivos han provocado brotes virales, como el del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) ocurrido hace dos décadas. Asimismo, se especula que el actual covid-19 pudo haber sido transmitido a los humanos a través de murciélagos infectados consumidos en China.

“Los humanos debemos entender que para un virus, diferentes especies de mamíferos pueden parecerse bastante, siempre que sus células tengan los receptores apropiados”, explica William Hanage, biólogo evolutivo de la Universidad de Harvard (EE.UU.), reveló ‘Science’. Los investigadores, dirigidos por el veterinario Su Shuo, de la Universidad Agrícola de Nankín (China), tomaron muestras de casi 2.000 animales de 18 especies diferentes, en su mayoría consideradas manjares en China.

Entre dichas especies se incluyen civetas, perros mapaches, tejones y puercoespines. Luego, los científicos analizaron las muestras en busca de transcripciones de ARN que los virus producen cuando se copian a sí mismos, e identificaron 102 especies de virus de 13 familias virales distintas en la nariz, las heces y los tejidos de los animales.

Lo más alarmante de los resultados es que 65 de los virus nunca se habían descrito antes y al menos 21 se categorizan como de “alto riesgo” para los humanos, ya sea porque han infectado a personas en el pasado o porque tienen un historial de saltar fácilmente entre especies animales. Aunque ninguno de los virus encontrados está estrechamente relacionado con el coronavirus que desencadenó la pandemia de covid-19, los resultados del estudio constituyen una clara advertencia de que existen otras amenazas virales en el reino animal.

“Nuestros resultados brindan información importante sobre esos animales (…) y sus virus que podrían conducir a la próxima pandemia”, concluye Su. Si bien desde el inicio de la pandemia China ha tomado medidas drásticas contra la venta de los animales analizados en el estudio, otros países de la región aún no lo han hecho, reveló ‘RT’.