El gigante hotelero Hilton ha firmado un contrato con Voyager Space Holdings y con Lockheed Martin para ser el encargado de diseñar los interiores de la futura estación espacial privada de vuelo libre Starlab, que estará operativa en la órbita terrestre baja a partir de 2027, dijeron las compañías a CNBC este lunes.

Tanto las habitaciones o suites en la que dormirán los astronautas como el interior de otras instalaciones serán diseñados por Hilton. Además, la compañía hotelera también trabajará en planear y desarrollar oportunidades de negocios en la estación espacial, incluyendo las experiencias de los huéspedes a bordo. El presidente y director ejecutivo de Voyager, Dylan Taylor, hablando con CNBC en el Congreso Astronáutico Internacional de 2022, afirmó que está entusiasmado con la “perspectiva única” que Hilton aporta al proyecto porque “no son gente del espacio”.

Por su parte, el director ejecutivo de Hilton, Christopher Nassetta, declaró en un comunicado que “durante décadas, los descubrimientos en el espacio han tenido un impacto positivo en la vida en la Tierra, y ahora Hilton tendrá la oportunidad de utilizar este entorno único para mejorar la experiencia de los huéspedes dondequiera que viaje la gente”. Voyager espera comenzar a fabricar el primer módulo Starlab en el tercer trimestre de 2023 y recibió un contrato individual de la NASA valorado en 160 millones de dólares para ayudar en la creación de Starlab.