Un equipo de investigación del Instituto de Geología y Paleontología de Nanjing, perteneciente a la Academia de Ciencias de China (NIGPAS), encontró evidencias que revelan la coloración original de un grupo de insectos de hace 99 millones de años, de acuerdo con un estudio publicado este miércoles en ‘Proceedings of the Royal Society B’.

Durante su investigación, los científicos analizaron un conjunto de 35 piezas de ámbar encontradas en el norte de Myanmar, que contenían diversos insectos que habitaron la Tierra durante el Cretáceo Medio, entre ellos escarabajos, avispas y moscas.

El raro conjunto de fósiles ambarinos incluye avispas cuco con colores metálicos de un verde azulado, verde amarillento, azul púrpura o verde en la cabeza, el tórax, el abdomen y las patas, señaló Cai Chenyang, profesor asociado de ‘NIGPAS’ y líder del estudio.

Entre los fósiles analizados también fueron halladas muestras de escarabajos azules y púrpuras, así como una mosca soldado metalizada en color verde oscuro.

Valiéndose de una técnica conocida como microscopía electrónica, los investigadores pudieron determinar que las nanoestructuras que dispersan la luz, presentes en los exoesqueletos, no ha sido alterada con el paso del tiempo, lo que sugiere que los colores conservados por los fósiles en el ámbar son los mismos que tenían mientras estaban vivos.

“Hemos visto miles de fósiles en ámbar, pero la preservación del color en estos especímenes es extraordinaria”, comentó el profesor Huang Diying, coautor del estudio en el NIGPAS.

De acuerdo con la investigación, y puesto que las tonalidades originales de los fósiles “revelan las interacciones ecológicas entre los organismos extintos y la evolución funcional de los colores”, este descubrimiento podría brindar valiosa información acerca del comportamiento de los especímenes hallados.