La sonda espacial japonesa Hayabusa 2 ha lanzado un dispositivo explosivo contra la superficie del asteroide Ryugu, que se encuentra explorando.

La Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial ha podido confirmar a partir de las imágenes captadas por una cámara de la sonda que la explosión ha tenido lugar.

Asimismo, la Hayabusa 2 logró evitar el impacto de los escombros eyectados por el estallido desplazándose previamente a una zona segura al otro lado del asteroide, que se encuentra actualmente a unos 300 millones kilómetros de la Tierra.

Dentro de unas horas, la agencia está esperando nuevas imágenes que constaten la aparición de un cráter en el asteroide a causa de la explosión.

En mayo próximo, la Hayabusa 2 aterrizará sobre la superficie de Ryugu para recoger escombros de aquellas partes que todavía no hayan sido expuestas a la radiación solar.

No es la primera vez que la sonda ‘ataca’ a este asteroide, que mide menos de un kilómetro en diámetro. En febrero pasado, la nave disparó una bala contra su superficie para provocar la separación de fragmentos de rocas que posteriormente recogió en un contenedor especial, una operación que también quedó registrada en cámara.

La Hayabusa 2 fue lanzada en 2014 con la misión de recoger muestras del asteroide Ryugu y traerlas de vuelta a la Tierra. El objetivo último es arrojar luz sobre el origen y la evolución del Sistema Solar y la materia en que se basa la vida. Se prevé que el regreso de la sonda se produzca en 2020.