Las formas de vida que podrían estar evolucionando en el océano interior de la Luna de Júpiter Europa, podrían ser similares a las criaturas marinas terrestres.

Ya que una reciente investigación publicada en la revista científica ‘Geophysical Research Letters’ concluyó que el océano global de Europa, que puede tener más agua que todos los mares, ríos y lagos de la Tierra en su conjunto, podría tener la cantidad suficiente de oxígeno, como para soportar un ecosistema biológico extraterrestre. Los científicos creen que el oxígeno viaja en el agua salada en las regiones compuestas por terrenos agrietados y estriados, así como en los bloques de hielo que cubren una cuarta parte del satélite. El transporte no solo es factible, sino que la proporción de oxígeno de los océanos de Europa, podría estar a la par con la abundancia de oxígeno que hay en los mares de la Tierra.

El descubrimiento del agua salada y oxígeno en la Luna de Júpiter, así como de compuestos que pueden funcionar como nutrientes, la han convertido en uno de los candidatos principales para la búsqueda de vida extraterrestre. De acuerdo con las estimaciones, las concentraciones de oxígeno en los océanos de Europa son comparables a las que se encuentran en los océanos terrestres, lo que aumenta sensiblemente la posibilidad de que el agua oculta bajo la superficie congelada, pueda albergar una biología compleja.