La NASA, en colaboración con científicos de la Universidad de Cornell en los EUA, a través de un experiemnto para la detección de rayos cósmicos, detectaron una serie de partículas que parecen no pertenecer a nuestro Universo, sino a un Universo paralelo en que las leyes de la física funcionan en sentido contrario al nuestro, incluyendo el tiempo.

El reciente estudio publicado en la revista de divulgación ‘New Scientist’, y dirigido por el investigador de la Universidad de Cornell Peter Gorham, asegura que constantemente se detectan partículas subatómicas llamadas neutonios de baja energía, que atraviesan toda la materia de nuestro planeta sin problemas. Pero estas partículas poseen una mayor carga energética y chocan con la materia sólida de la Tierra, lo que podría probar que están viajando en un tiempo que corre en sentido opuesto al nuestro.

Por lo que ahora se especula, que en el momento del Big Bang, se crearon dos universos paralelos, el nuestro y otro que es completamente opuesto.