El Centro Espacial Johnson de la NASA publicó recientemente en su cuenta de Twitter una imagen que muestra a buzos simulando lo que experimentarán los astronautas de la agencia espacial cuando aterricen en la Luna en los próximos años, reportó ‘RT’. Con el ambicioso programa Artemis, la NASA pretende llevar misiones tripuladas al polo sur de la Luna, una región especialmente oscura y fría.

Los entrenamientos se realizan en el Laboratorio de Flotabilidad Neutral de la NASA en Houston (Texas, EE.UU.), en una enorme piscina de 12 metros de profundidad diseñada para simular condiciones de menor gravedad. “Mientras la NASA se prepara para enviar a la primera mujer y la primera persona de color al polo sur de la Luna como parte del programa Artemis, los buzos del Laboratorio de Flotabilidad Neutral […] están preparando el escenario para el futuro entrenamiento de caminatas lunares simulando las condiciones de iluminación lunar”, dijo Megan Dean, especialista en asuntos públicos de la agencia espacial estadounidense.

Si bien el Laboratorio de Flotabilidad Neutra suele ser un espacio de entrenamiento bien iluminado, para esta misión se ha sumido en las penumbras. “Esta prueba y evaluación implicó apagar todas las luces de las instalaciones, colocar cortinas negras en las paredes de la piscina para minimizar los reflejos y usar una potente lámpara cinematográfica subacuática para obtener las condiciones justo antes del próximo entrenamiento de los astronautas”, subrayó Dean.

El suelo en el fondo de la piscina está destinado a imitar el suelo lunar calcáreo. Según la NASA, se trata principalmente de “arena de filtro de piscina común” que se suele utilizar para atrapar la suciedad y otras partículas. Si todo va según lo planeado, la NASA comenzará a probar en los próximos meses el cohete del Sistema de Lanzamiento Espacial y los astronautas podrían aterrizar en la Luna para 2025.