Un plato de lentejas, alubias o garbanzos estofados con verduras tienen sólo 170 calorías, pero repletas de nutrientes y fibra y puede ayudarte a bajar kilos y a evitar la inflamación celular, asegura el blog ‘Mujer Hoy’.

Si  estás decidido a  perder esos kilos que te sobran, te interesará saber que, además, ese plato de legumbres mantendrá controlado tu apetito durante mucho más tiempo que la bolsa de patatas fritas que, dicho sea de paso, han sido “diseñadas” para que desees tomar más de lo mismo.  

Para ver si las legumbres ayudan realmente a adelgazar, expertos de la Universidad de Indiana Purdue pusieron a tres grupos de voluntarios a dieta con un 30 por ciento menos de calorías de las que consumían habitualmente, pero con distintas cantidades de legumbres para cada grupo. Después de mes y medio de seguir esa dieta, el grupo que más legumbres consumió (2 boles diarios para las mujeres y 3 para los hombres) fue también el que más peso perdió: 4 kilos, frente a menos de 1 kilo del grupo que menos legumbres había consumido.

Otra “virtud” de los platos de legumbres es que tienes que comerlos con cuchara, sentada a la mesa y más despacio que los snacks, lo cual da tiempo a que tu cerebro te diga:”Ya has comido bastante” y te evita seguir sumando calorías innecesarias.