Rica en fibra, vitamina A y C, hierro, calcio, magnesio, potasio y flavonoides, la manzana acelera la pérdida de peso, además ayuda a prevenir enfermedades crónicas degenerativas como la diabetes e hipertensión, informa ‘Salud 180’

De acuerdo a un artículo de la ‘North Carolina Department of Agriculture and Consumer Services’, los fotoquímicos que se encuentran en la cáscara de la manzana inhiben en 43% el desarrollo del cáncer de colon; por otro lado, reducen el riesgo de sufrir de cáncer de pulmón.

Una investigación realizada por Bahram Arjamandi, experto de la Universidad de Florida, afirma que las mujeres que ingieren manzana reducen en 23% el colesterol “malo” (LDL) y aumentan en 4% el “bueno”, en comparación con las que siguen otro tipo su dieta.

Además, otra ventaja por ingerir esta fruta es que, aunque se consume 230 calorías extras al día, esto no se traduce en un aumento de peso, todo lo contrario. Ya que contribuye a perder peso, en promedio 1.500 gramos, además de reducir el apetito por la fibra que contiene.