Centenares de personas de países como Francia, EE.UU., Canadá, Reino Unido o Israel aseguran haber recibido por correo paquetes con semillas procedentes de China que no han pedido, informa el periódico francés ‘Le Parisien’.

A finales de julio, decenas de residentes de EE.UU., así como de Canadá y el Reino Unido ya informaron de la llegada de estos paquetes misteriosos.

Según el periódico, el Ministerio de Agricultura de Francia ha advertido esta semana que las semillas pueden ser vectores de enfermedades de plantas que ahora no se encuentran en el territorio del país. Además, pueden pertenecer a una clase de plantas invasoras cuya distribución y abundancia podría poner en peligro la vida o la salud de las personas y la conservación de la diversidad biológica. Las autoridades francesas instaron a sus ciudadanos a que no planten estas semillas y las destruyan.

El ministerio aconseja colocar las semillas en una bolsa de plástico y tirarla junto con la basura doméstica. Además, pide “con fines de investigación” que envíen fotos de los paquetes que contienen las semillas a la Brigada Nacional de Investigaciones Veterinarias y Fitosanitarias del Ministerio de Agricultura y Alimentación de Francia.

Según el ‘Servicio de Inspección Sanitaria de Animales y Plantas del Departamento de Agricultura de EE.UU.’, los paquetes podrían ser parte de una estafa en la que una compañía envía paquetes a consumidores y luego escribe reseñas positivas falsas sobre el producto en nombre de la persona que lo ha recibido. Además, algunos de los paquetes estaban mal etiquetados e indicaban que contenían joyas.

El servicio ha identificado algunas de las semillas, catorce de las cuales fueron identificadas como hierbas y otras plantas que no representan ningún peligro. “Hemos identificado 14 especies diferentes de semillas, entre ellas mostaza, repollo, campanillas y algunas de hierbas como menta, salvia, romero, lavanda, además de otras semillas como hibisco y rosas”, dijo Osama El-Lissy, administrador adjunto del servicio.