La búsqueda de vida fuera de la Tierra y la revelación de la verdad, detrás del fenómeno OVNI, dieron pasos significativos en este 2022, de acuerdo con Space.com por lo que el portal space.com realizó un conteo de los 10 mayores avances en la materia.

El Número 1 es la apertura del gobierno estadounidense por revelar la verdad detrás de la realidad OVNI/Extraterrestre, así como la seriedad en su investigación impulsada por el establecimiento de un Grupo de Investigación de Objetos Voladores No Identificados, dentro del Pentágono, con un presupuesto oficial.

El número 2, fue la revelación en el mes de abril, de 1,574 páginas antes clasificadas como alto secreto, del Programa de Investigación OVNI del Departamento de la Defensa, por parte del diario The Sun. Documentos que incluían informes de humanos lesionados y quemados por energía electromagnética, así como daño cerebral, nervioso, problemas cardiacos y neurológicos, relacionados a encuentros con OVNIs.

El número 3, ocurrió en mayo de 2022, cuando dos científicos propusieron una solución a la paradoja de Fermi, la cual plantea que algunas civilizaciones extraterrestres, para evitar su extinción, pudieron alcanzar un llamado “despertar homeostático”, donde dirigirán todos sus esfuerzos para crecer fuera de sus planetas, alcanzando el bienestar social, el desarrollo sostenible y la armonía ambiental, aunque sería complicado comunicarse con ellas.

El número 4 llegó el pasado mes de mayo, con la creación de un mensaje para las civilizaciones extraterrestres, del grupo de Mensajes a Inteligencias Extraterrestres del Instituto SETI, solicitando ayuda para mitigar nuestros problemas con el cambio climático.

El número 5, fue el aviso de las autoridades chinas en el mes de junio, de la detección de tres señales de radio, posiblemente artificiales, que el equipo del Telescopio FAST, describió como posibles rastros tecnológicos de civilizaciones extraterrestres de fuera de la Tierra.

El número 6, ocurrió en junio, cuando se publicó una investigación que plantea que los planetas pueden no ser el lugar elegido por las civilizaciones avanzadas para vivir, sino que preferirían habitar cerca de las llamadas Esferas de Dyson, creando hábitats artificiales a su alrededor, lo que les permitiría viajar por le cosmos.

El número 7, también en el mes de junio, la NASA realizó el histórico anuncio de su intención de comenzar un estudio científico sobre los Fenómenos Aéreos Anómalos, mejor conocidos como OVNIS, el cual identificará los datos disponibles, diseñaár la forma óptima de recopilar observaciones futuras y determinará cómo la NASA puede usarlos para avanzar en su comprensión.

El puesto número 8 llegó en octubre, con la publicación de un estudio que sugiere que inteligencias extraterrestres podrían haber dejado señales de sus visitas por todo el Sistema Solar, incluyendo restos de naves espaciales y sondas en los planetas y lunas, por lo que debe ser una prioridad, su búsqueda.

También en octubre, en el número 9 llegó nuevamente una negación de la realidad OVNI/ET, por parte del Pentágono, con la afirmación de que las agencias de inteligencia del país han pasado años analizando imágenes de cientos de avistamientos de UAP y concluyeron que definitivamente no eran extraterrestres.

Finalmente, el número 10 ocurrió el pasado mes de noviembre, cuando el Telescopio Espacial James Webb logró observar profundamente la atmósfera del exoplaneta WASP-39 b para construir un perfil químico y molecular completo y actualmente se encuentra observando los distintos mundos del sistema solar TRAPPIST-1, en busca de signos de vida.