A pesar de que no es recomendable consumir pan dulce, si quieres perder peso, además de cuidar tus niveles de azúcar, las recetas de las roscas de reyes se han ido desarrollando con el tiempo y adaptando según los gustos y las regiones. No obstante, es posible identificar algunos ingredientes comunes que además de aportar un delicioso sabor nos ofrecen nutrientes y beneficios para la salud, asegura el diario ‘Frontera’.

La Food Fortification Iniciative promueve la fortificación de la harina de trigo, maíz y arroz para combatir carencias nutricionales alrededor del mundo. El ingrediente principal de la rosca de reyes es la harina de trigo, la cual por disposición oficial en México está fortificada con los siguientes nutrientes: hierro, ácido fólico, zinc, tiamina, riboflavina y niacina. La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) sostiene que esta medida ayuda a disminuir la prevalencia de anemia entre la población mexicana.

Un estudio sobre la fitoquímica, usos tradicionales y actividades biológicas, sostiene que el higo presente en las roscas de reyes es rico en fibra y antioxidantes, y ha sido dentro la medicina tradicional para el tratamiento de problemas gástricos, cáncer, enfermedades respiratorias, inflamación, hipoglicemia e infecciones microbianas. Otro estudio publicado en la revista National Center For Biotechnology, señala que entre sus ventajas del ate de membrillo se encuentran la habilidad de estimular la circulación, fortalecer el sistema inmune y promover la salud digestiva. La investigación demuestra que es benéfico para la inflamación intestinal y la colitis ulcerativa.

Por otra parte las rajaduras de limón y naranja, tradicionales de las roscas de reyes son frutas cítricas cuyos beneficios se asocian a su alto contenido de vitamina C y bioflavonoides que actúan como potentes antioxidantes. Un estudio de la University of Maryland, señala la importancia de la vitamina C, favoreciendo la respuesta del sistema inmune, la síntesis de colágeno y la cicatrización.