Los Chapulines son el Alimento del Futuro

Los Chapulines son el Alimento del Futuro

A veces debemos voltear a nuestro-asado para encontrar las respuestas a lo que hemos hecho mal y rectificar. Es justo lo que debemos hacer en la alimentación. La comida procesada, la carne contaminada de hormonas y antibióticos, frutas, vegetales y cereales transgénicos; todos ellos nos están enfermando y matando. Así como acabando con los ecosistemas.

Por lo que la opción para alimentarnos en el futuro, será volver a nuestras raíces prehispánicas. Y el consumo de los insectos es la respuesta.

A pesar de que los chapulines nunca dejaron de comerse en México y otros países de la región, occidente los está redescubriendo como una alternativa ideal y sustentable para alimentarse.

En Querétaro, México se ha lanzado un programa de capacitación para cocinar con chapulines. Más que preparar el clásico insecto seco que encontramos en el mercado por temporadas — con su chilito y limón, en su tortillita —, se enseña a incorporarlo a platillos cotidianos. Que les parece unos frijolitos con chapulines o tortillas de chapulín con nopalitos, unas quesadillas con calabacita y chapulines, difunde ‘Nueva Mujer’.

Consumir insectos aporta varios beneficios a nuestra salud. Aunque no lo crean, son más higiénicos que consumir carne; esta puede tener bacterias, parásitos, hormonas, medicinas, entre otros. Los insectos tienen entre 60% y 70% de proteínas; en el caso de los chapulines, unos 100 gramos alcanzan el 72%. Son fáciles de digerir, tienen grasas amigables con el organismo y son ricos en calcio, magnesio, vitamina B.

Los chapulines tienen la capacidad de arrasar con cosechas. Recolectarlos resuelve dos graves problemas. Primero, y el más evidente, salva los cultivos que están expuestos a la plaga. Segundo, ofrece una excelente alternativa de alimentación, con gran valor nutricional. Con el actual programa se logró capacitar a 50 productores, que recibieron con agrado la propuesta.

El gobierno municipal espera un incremento en el consumo de estos insectos, por lo cual pretenden implementar un control de calidad en los acopios. Significará también una fuente de ingreso a los productores locales, que en lugar de verse afectados por una plaga sacarán provecho de la misma. Con la implementación de un plan sustentable, se podría hacer maravillas; hasta combatir el hambre en la localidad.

2018-11-09T11:19:46+00:00