El Día de San Patricio se celebra el 17 de marzo. Una fiesta que tiene su origen en Irlanda y que a lo largo del siglo XX se ha popularizado por todo el mundo. En esta jornada se conmemora la fecha del fallecimiento de San Patricio, aunque en realidad no se llamaba así ni era irlandés. Su verdadero nombre era Maewyn Succat y era escocés; llegó a Irlanda porque unos piratas lo secuestraron. Los grandes protagonistas del Día de San Patricio son los Leprechaun, y merece la pena hablar sobre ellos.

Los Leprechaun son un personaje clásico de la mitología de Irlanda y guardan una estrecha relación con los «anillos de hadas». Se representan con la forma de hombres mayores que se dedican a la fabricación y arreglo de zapatos. Según la leyenda, los duendes son muy ricos porque custodian tesoros que fueron enterrados en periodos de guerra. Las imágenes modernas de los Leprechauns muestran a hombrecillos vestidos de verde. Sin embargo, según la tradición, en la antigüedad se vestían con una chaqueta roja de brillantes botones plateados, calzas marrones o azules, zapatos grandes y sombrero tricornio de copa alta. Su estatura oscila entre los 0,15 y los 1,10 metros.

Son poco sociables, especialmente cuando creen que los tesoros que custodian corren peligro. Viven en los bosques y siempre llevan encima una bolsa llena de monedas de oro. Se dedican a hacer travesuras a los que entran en sus tierras. Si hay algo que realmente define a los Leprechaun es que son muy avariciosos, así que puede perderles la codicia. Cuando son descubiertos, ponen su mejor cara. Pero, en cuanto les hacen alguna pregunta sobre el oro o los tesoros, su actitud cambia por completo, reporta el portal ‘Ok Diario’.