Un reciente estudio a los 31 meteoritos carbonáceos y ricos en agua procedentes de Marte, que han caído en la Tierra, podrían confirmar que el agua del planeta rojo, pudo haber llegado del espacio exterior, al igual que en la Tierra. Y con ellos, formas de vida extraterrestre.

El estudio sugiere que el agua llegó en los asteroides en forma de hielo, pero al llegar a Marte, se produjo suficiente calor como para derretirlo y liberar el agua. Y si varios de estos objetos espaciales golpearan la superficie marciana, podrían ser la fuente principal de agua, que formaría un océano global de hasta 300 metros de profundidad.

La confirmación de que los asteroides ricos en agua bombardearon Marte, significa que también pudieron haber contribuido en la Tierra, pero esto es difícil de cuantificar. Porque la Tierra tiene tectónica de placas y el registro temprano de la historia de nuestro planeta ha sido borrado. Aseguró Martin Bizarro, consmoquímico de la Universidad de Copenhague en Dinamarca.

Pero Marte es diferente, porque conserva su corteza histórica incluso hoy en día. Y es por eso que los científicos pudieron realizar pruebas para verificar sus afirmaciones. Sorprendentemente, encontraron alrededor de 10% del peso de los meteoritos en agua.