Más de 10.000 planetas deberían orbitar en torno de cada agujero negro supermasivo (ANS), ubicado en el núcleo activo de galaxia, dijo este miércoles al portal ‘Space.com’ el astrónomo japonés Keiichi Wada, describiendo las conclusiones de un artículo que escribió junto con dos colegas.

Las gigantescas nebulosas de gas y polvo, que se acumulan alrededor de los ANS, evolucionan de una manera similar a los discos protoplanetarios, anillos de materia observados en torno a las estrellas durante las primeras etapas de su evolución. Aunque mucho más grandes —se expanden entre 0,3 y 30 años luz de los agujeros negros—, también se solidifican y dan así lugar al surgimiento de nuevos planetas, opinan los investigadores.

“El sentido común dice que los planetas se forman a partir de los discos protoplanetarios alrededor de las estrellas, pero descubrimos que […] también podrían formarse sin su ayuda. Pueden formarse directamente a partir de granos de polvo alrededor de los agujeros negros supermasivos”, señaló Wada. Indicó que los planetas de esa naturaleza tendrían típicamente cerca de 10 masas de la Tierra y pueden ser tanto rocosos como gaseosos. Dado que se forman entre 10 y 30 años luz de los núcleos activos de galaxias, no corren peligro de ser devorados por el ANS.

Con todo eso, los objetos que orbitan alrededor de los agujeros negros no pueden ser registrados a través de la mayoría de los métodos utilizados actualmente para detectar los exoplanetas formados en torno de las estrellas, indican los autores. El estudio está aceptado para la publicación en la revista The Astrophysical Journal y está disponible en el repositorio ‘arXiv.org’.