El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha firmado un decreto para entregar a los pueblos yaquis, en restitución y resarcimiento, 29.241 hectáreas de tierras en los municipios de Guaymas y Cajeme del estado de Sonora, según un comunicado del Gobierno.

“Hacer justicia en los pueblos yaquis es un homenaje a todos los que perdieron la vida, los que lucharon en la revolución por la justicia, por la libertad, por la democracia, por la soberanía nacional”, declaró el mandatario en un acto público celebrado en Guaymas.

Asimismo, indicó que nunca se debe olvidar “el despojo, el sufrimiento y las masacres” padecidas por los pueblos originarios durante la dictadura de Porfirio Díaz (1876 – 1911), especialmente los yaquis, que fueron víctimas de una guerra de exterminio. En este sentido, explicó que, a pesar de la voluntad de justicia del expresidente Francisco I. Madero (1911-1913), fue su sucesor Lázaro Cárdenas del Río (1934-1940) quien llevó a la práctica el “ideal revolucionario” de iniciar la restitución de tierras a los yaquis, entregándoles 491.649 hectáreas de terreno mediante una resolución que no se llegó a ejecutar en su totalidad, reportó RT.