Bacterias, hongos y otras criaturas, podrían haber sobrevivido en el subsuelo de Marte, desde hace cientos de millones de años. Es la conclusión del más reciente estudio, de un equipo de científicos de la Universidad de Northwestern en los Estados Unidos. Esos microorganismos enterrados, estarían protegidos de la radiación solar que penetra a través de la atmósfera marciana, mientras siguen viviendo relativamente cerca de la superficie.

Los hallazgos del estudio dependen de nuevos experimentos que prueban cuánta radiación podrían soportar las bacterias. Marte es un lugar frío y seco, y cualquier organismo que pueda soportar temperaturas de congelación de hasta 62 grados bajo cero, también debe lidiar con el hecho de que la superficie está siendo golpeada por la radiación cósmica y solar.

Algunos de estos microorganismos demostraron que podían sobrevivir a estas condiciones. El nuevo estudio encontró que cuando algunos microbios, incluso a solo 10 centímetros bajo tierra, podría prosperar durante 1,5 millones de años. Pero cuando están enterrados a 10 metros de profundidad, podrían sobrevivir hasta 280 millones de años. Dr. William Horne, Universidad de Ciencias de la Salud, Maryland.

Los investigadores encontraron que la capacidad de estos organismos para sobrevivir, parece relacionarse con mayores cantidades de antioxidantes de manganeso en las células o esporas. Si un microbio logró evolucionar hace miles de millones de años, cuando Marte estaba repleto de agua, y logró absorber suficientes antioxidantes de manganeso, aún podría estar vivo en un estado latente justo debajo de la superficie.