El Ministerio de Antigüedades de Egipto ha compartido algunas fotos del interior del ataúd dorado del faraón Tutankamón que se prepara para un minucioso trabajo de restauración de ocho meses, informó ‘RT’.

 

 

Las imágenes muestran detalles tallados en la reliquia de más de 3.000 años de antigüedad, que fue retirada de su tumba por primera vez en el pasado mes de julio y se encuentra en el laboratorio de restauración del Gran Museo Egipcio en la ciudad de Giza.

 

 

El féretro exterior con forma de caja está hecho de madera con una cubierta de oro, mide 2,22 metros y se ha conservado en condiciones extraordinarias. En su interior contenía otros dos ataúdes –uno dentro del otro– que albergaban el cuerpo momificado del rey egipcio; el más interior está hecho de oro macizo y el central, de madera y vidrio multicolor.