Un grupo de brillantes y misteriosas luces, fueron captadas de forma incidental por una cámara que graba la planta nuclear de Fukushima en Japón, instantes antes del sismo de magnitud 7.3 en la escala de Richter, la noche del pasado 13 de febrero.