Si bien es poco probable, la posibilidad de un catastrófico impacto de asteroide en la superficie de la Tierra es una amenaza latente que nunca deja de preocupar tanto a astrónomos como a ciudadanos comunes, reportó ‘RT’.

Tal es el caso del gigantesco asteroide 99942 —llamado Apofis en honor al ‘dios del caos’ egipcio— que se dirige rumbo a nuestro planeta. Pero un reciente tuit del empresario estadounidense Elon Musk sobre el tema podría exacerbar aún estos miedos.

“¡Estupendo nombre! No me preocuparía sobre este en particular, pero a la larga una gran roca golpeará a la Tierra y actualmente no tenemos defensa”, escribió Musk en respuesta al mensaje de su amigo y anfitrión de podcasts Joe Rogan, quien a su vez compartió un artículo sobre el cuerpo celeste.

Si este asteroide del tamaño de casi cuatro canchas de fútbol chocara con nosotros, la fuerza del impacto tendría consecuencias devastadoras equiparables a la detonación de 15.000 bombas nucleares como las de Hiroshima, en simultáneo.

Inicialmente, las probabilidades de semejante escenario fueron estimadas en un 2,7 %, pero luego fueron descartadas por los científicos en el futuro cercano. Según sus cálculos, el ‘monstruo’ espacial pasará a 31.000 kilómetros de la superficie terrestre —menos de una décima parte de la distancia entre la Tierra y la Luna— el próximo 13 de abril de 2029.