La ‘NASA’ ha lanzado un concurso para elegir el diseño del baño de su próxima misión lunar, prevista para 2024 en el marco de su programa Artemis. La agencia espacial estadounidense publicó las reglas del concurso en ‘HeroX’, una plataforma donde las organizaciones pueden usar el crowdsourcing (colaboración abierta distribuida) para encontrar soluciones innovadoras.

Aunque la Estación Espacial Internacional ya cuenta con baños especiales para los astronautas, la nueva misión tripulada a la Luna requeriría de un diseño especial para que pueda funcionar en la gravedad lunar, que es aproximadamente una sexta parte de gravedad de la Tierra. En particular, la NASA busca ideas para un dispositivo de próxima generación que sea más pequeño, más eficiente y capaz de funcionar tanto en microgravedad como en gravedad lunar.

Por medio del concurso, la agencia aspira a encontrar nuevos diseños que puedan reducir la masa de los baños de última generación a más de la mitad, de 54 a 31 kilos, reduciendo su volumen en un 70 %, desde 0,17 a 0,12 metros cúbicos. El inodoro estándar de una casa pesa 30-60 kilos, pero la complejidad de operar en entornos de gravedad reducida requiere más componentes para un inodoro espacial, recuerda la NASA.

La agencia ofrece tres premios de 20.000, 10.000 y 5.000 dólares respectivamente. La fecha límite de presentación del proyecto es el 17 de agosto y el ganador será anunciado el 30 de septiembre. Con este concurso la agencia quiere atraer ideas del público en general, con una visión diferente a la de la ingeniería aeroespacial tradicional.