La NASA recientemente aprobó que el lanzamiento del épico Telescopio James Webb, se realice el próximo 22 de diciembre, reporto ‘CNN’.

Después de décadas de trabajo, el principal observatorio espacial de los próximos años, está listo para iniciar su histórica misión, que iniciará al despegar de la Guyana Francesa. El telescopio superó años de retrasos, que incluyeron una combinación de factores provocados por la pandemia y complejos desafíos técnicos. Ahora, el observatorio espacial más poderoso jamás creado, responderá importantes preguntas sobre nuestro sistema solar, estudiará exoplanetas de formas nuevas, permitirá una observación más profunda del universo de la que hemos sido capaces hasta ahora y buscará rastros de vida, incluso inteligente, más allá de nuestro mundo.

El James Web se construyó con base en los conocimientos adquiridos con los instrumentos anteriores. Su espejo es casi 60 veces más grande que los telescopios espaciales previos, como Spitzer. También tiene una mejora en cuanto a sensibilidad y resolución en comparación con el telescopio Hubble.