Horas después del eclipse penumbral de luna de este 5 de julio, algunos habitantes del planeta pudieron observar en el cielo un ‘triángulo de verano’ compuesto por una luna casi llena y los dos planetas más grandes del sistema solar.

“Del domingo por la noche hasta el lunes por la mañana, del 5 al 6 de julio de 2020, la luna llena y los planetas Júpiter y Saturno formarán un triángulo”, escribió la ‘NASA’ en su actualización de eventos astronómicos para julio. Los dos gigantes gaseosos Júpiter y Saturno, además, estaron a punto de alcanzar su apogeo de brillo anual.

América del Norte fue el lugar donde más visible será este espectáculo celeste, que apareció sobre el horizonte en el sureste. Según la NASA, la luna alcanzará su punto más alto en el cielo durante la noche del lunes (a las 18:11 GMT, o a las 2:11 para el área de Washington, EE.UU.), con Júpiter a la derecha y Saturno arriba.

Desde Europa, el triángulo no fue visible, porque sucedió en un momento en que los tres cuerpos celestes estuvieron bajo el horizonte. Durante la noche solo se pudo observar la conjunción (paso cercano de objetos celestes) de Júpiter y la luna. La próxima vez que la luna estará en estrecha conjunción con Júpiter y Saturno será el próximo 22 de octubre.