La NASA pretende construir un telescopio espacial infrarrojo que sea capaz de identificar y rastrear asteroides que representen un peligro para la Tierra, informa el portal ‘Space.com’.

Esta iniciativa es la piedra angular del programa de defensa planetario de la NASA y el lanzamiento del nuevo instrumento podría llevarse a cabo en el 2025, indicó este lunes el administrador adjunto de la Dirección de Misión Científica de la agencia espacial estadounidense, Thomas Zurbuchen.

Este nuevo proyecto se basa en gran medida en un programa llamado ‘NEOCam’, un concepto de misión que la comunidad de defensa planetaria ha venido discutiendo desde hace varios años. Se prevé que el NEOCam, equipado con tecnología infrarroja, debe ser capaz de detectar dos tercios de todos los asteroides cercanos a la Tierra de al menos 140 metros de diámetro y que representan una amenaza para nuestro planeta.

Los científicos creen que en la actualidad se ha detectado solo un 30% de objetos en ese rango de tamaño, y también prevén que con un telescopio infrarrojo esa cifra aumentará en los primeros años de la misión hasta el 65% y más tarde incluso llegar a un 90%. Con los telescopios espaciales actuales es casi imposible detectar los asteroides oscuros cercanos a nuestro planeta, pero un equipo con visión infrarroja los pondría al descubierto con mayor facilidad. Sin embargo, construir un telescopio infrarrojo requeriría un incremento de 150 millones de dólares en el presupuesto anual de la NASA para la defensa planetaria. Además, Zurbuchen enfatizó que la citada fecha de lanzamiento no es la definitiva y que dependerá de los fondos destinados al programa.