Recientemente, la NASA, en colaboración con la Agencia Espacial Europea, informaron que enviarán otros dos helicópteros similares al Ingenuity a Marte a bordo de la nave espacial ‘Earth Return Orbiter’ (ERO) y del ‘Sample Return Lander’ (SRL), parte de la misión de recuperación de las muestras dejadas por el rover perseverance en la superficie del planeta rojo.

El objetivo de la misión es traer hasta 30 muestras de suelo marciano con las potenciales muestras de vida extraterrestre en su interior, y se calcula que llegarán a la Tierra en el año 2033. Del resultado de los análisis en los laboratorios los científicos podrán confirmar si hubo o aún hay formas de vida en Marte.

Ahora mismo el rover Perseverance de la NASA ya ha perforado y recolectado once muestras de rocas marcianas Inicialmente se iba a emplear un transporte independiente, para llevar las muestras del Perseverance a la misión de recuperación, pero The New York Times informó que el diseño del rover era demasiado grande para el módulo de aterrizaje y la agencia espacial estadounidense ha acabado confiando en el propio Perseverance para su transporte. Como apoyo y plan B contará con los nuevos dos minihelicópteros similares al Ingenuity.

El dron de la misión Perseverance ha demostrado ser un complemento muy útil para el vehículo robótico. Ya que el helicóptero Ingenuity ha superando todas las expectativas. Estaba programado para hacer cinco vuelos durante 30 días y acabó realizando 29 vuelos con éxito en más de un año de la vida útil que tenía planificada.

Con solo 1,8 kilos de peso, las nuevas versiones del Ingenuity tendrán también ruedas y brazos para sujetar la carga, de modo que si el Perseverance falla en el transporte o necesita apoyo secundario los nuevos drones podrán realizar su función. Ambos han sido diseñados para llevar un único tubo de muestra en cada viaje, pero la demostrada resistencia de su predecesor garantiza que podrían ocuparse de la tarea con muchos viajes de ida y vuelta.

Las muestras de rocas marcianas serán llevadas hasta el módulo de aterrizaje de recuperación de muestras, donde un brazo robótico las cargará en un pequeño cohete que será el primero en despegar de la superficie marciana. A su vez el MAV las llevará hasta el Earth Return Orbiter y este de vuelta al planeta Tierra.