En un comunicado oficial y ante la presión pública, la NASA afirmó que el objeto negro que aparece en el cielo marciano, captado en una imagen del rover Perseverance del pasado 27 de noviembre, es sólo un problema de la cámara llamado “Píxeles Malos”, informó CNET.

La imagen que se volvió viral, en sólo horas, muestra un extraño objeto alargado flotando en el cielo marciano, en un ángulo ascendente con relación a la superficie, casi como si estuviera despeando rumbo a las altas capas de la atmósfera. La fotografía que aún se encuentra en la página oficial de la misión de la NASA.

Lo más extraño, es que la NASA se apresuró ante la presión pública, a dar una explicación muy simple sobre la anomalía, cuando jamás ha dado explicaciones de la gran cantidad de objetos voladores registrados sobre el Planeta Rojo.