“Esperamos una degradación grave de la comunicación y no queremos correr el riesgo de que una de nuestras naves espaciales obedezca a una orden distorsionada”, asegura Chad Edwards, gerente del Centro de las Redes de Transmisiones con Marte del Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA.

En este sentido, la NASA no enviará ninguna órden a sus tres orbitadores que mantiene alrededor de Marte ni a los dos vehículos ‘Mars rover’ que se encuentran en la superficie del planeta rojo.

 

 

La medida se aplicará entre el 22 de julio y el 1 de agosto, durante la alineación de la Tierra, el Sol y Marte.

Según reza el título del comunicado de la NASA que informa de la decisión, la moratoria en el envío de órdenes a Marte será “por culpa del Sol”.