La NASA comunicó este martes que había perdido el contacto con su orbitador lunar Capstone (Experimento de operaciones y navegación de tecnología del sistema de posicionamiento autónomo cislunar) un día después de que la nave saliera de la órbita terrestre, reportó RT.

“El equipo de la nave espacial trabaja actualmente en entender la causa y restablecer el contacto”, indicó la agencia en un comunicado. De momento, el equipo tiene “buenos datos” sobre la trayectoria general y la velocidad de la nave espacial gracias a que el orbitador entró en contacto inicial con dos estaciones terrestres antes de que se perdiera la conexión. “Como resultado de los problemas de comunicación, la primera maniobra de corrección de trayectoria de Capstone, inicialmente programada para la mañana del 5 de julio, fue aplazada”, agregaron desde la NASA. Sin embargo, en la agencia espacial estadounidense precisaron que el orbitador tiene combustible suficiente para posponer la maniobra durante varios días, en caso de que sea necesario.

El orbitador Capstone es un nanosatélite CubeSat diseñado para explorar la órbita de la Luna, considerada por la NASA como “la zona de estacionamiento perfecta para las misiones a la Luna y más allá”. La misión prevé que Capstone, que tardará unos cuatro meses en llegar a su destino, orbite alrededor de la Luna durante al menos seis meses para recopilar todos los datos necesarios.