La NASA ha empezado una prueba en tierra del B330, prototipo de hábitat espacial inflable para astronautas, diseñado por la compañía Bigelow Aerospace. El ensayo empezó este 12 de septiembre en la sede de la empresa y durará dos semanas.

De acuerdo con el portal ‘space.com’, 8 astronautas de la NASA han participado en el ensayo este viernes, mientras que otros 4 evaluaron varios aspectos de este voluminoso módulo expandible el día anterior.

El B330 está diseñado para ser una estación espacial independiente, ya que tendrá sus propios sistemas de soporte vital y de propulsión. El nombre de este módulo proviene de los 330 metros cúbicos de su volumen interno. En comparación, el volumen presurizado de la Estación Espacial Internacional es de aproximadamente 930 metros cúbicos. De acuerdo con el fundador y presidente de Bigelow Aerospace, Robert Bigelow, el B330 está diseñado para garantizar el soporte vital “de cuatro personas indefinidamente y de cinco durante muchos meses”.

El B330 es un hábitat expandible, por lo que antes del lanzamiento se comprimirá hasta caber dentro de un ancho de 5 metros. Después de llegar al espacio, el módulo se inflará utilizando botes de gas a bordo.

Bigelow espera que la NASA finalmente seleccione el B330 para usarlo como la primera estación lunar, Gateway, que la agencia espacial planea comenzar a ensamblar en el 2022.