La NASA publicó una imagen impresionante de los icónicos Pilares de la Creación de la Nebulosa del Águila, una región de formación estelar activa situada a unos 6.000 años luz de distancia de la Tierra, fotografiada por primera vez por el telescopio espacial Hubble en 1995.

La conocida imagen muestra a los pilares en luz visible, que puede ser percibida por el ojo humano. Ahora los investigadores revisitaron esta imagen, una de las más icónicas y populares del Hubble, en luz infrarroja, “que atraviesa el polvo y el gas ocultos y revela una vista más desconocida, pero igual de sorprendente, de los pilares”.

“En esta visión etérea, todo el marco está salpicado de estrellas brillantes y se revela que las estrellas bebé se forman dentro de los pilares. Los contornos fantasmales de los pilares parecen mucho más delicados y se recortan contra una espeluznante neblina azul”, publicó la ‘NASA’.

A diferencia de la imagen de 1995, en la luz infrarroja las increíbles estructuras monolíticas de polvo y gas interestelar parecen más débiles y fantasmales, al tiempo que se pone de relieve un brillante caleidoscopio de estrellas recién nacidas. Con el tiempo, a medida que las estrellas en la punta de los Pilares se hagan cada vez más grandes, su radiación se volverá más fuerte y destruirá lentamente el gas a su alrededor, cambiando para siempre el aspecto de esas columnas astrales.