La legendaria imagen de nuestro planeta conocida como ‘Un punto azul pálido’, tomada el 14 de febrero de 1990 por la sonda espacial Voyager 1 de la NASA y considerada una de las fotografías más emblemáticas de la era espacial, ahora celebra su 30 aniversario.

Para conmemorar esta fecha, el ‘Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA’ en Pasadena (California) ha publicado una nueva versión de la fotografía. “Esta versión actualizada utiliza software y técnicas modernas de procesamiento de imágenes para revisar la conocida vista de la Voyager, respetando al mismo tiempo los datos originales y la intención de quienes planearon las imágenes”, explicaron los científicos.

Al igual que la original, la nueva fotografía, procesada por el ingeniero de JPL y entusiasta del procesamiento de imágenes Kevin M. Gill, muestra a la Tierra como un punto suavemente azul y brillante dentro de un haz de luz solar. El astrónomo estadounidense Carl Sagan describió en un libro en 1994 esta imagen de nuestro planeta como “una mota de polvo suspendida en un rayo de sol”. La imagen original era una compilación de fotografías tomadas con tres filtros de color diferentes. En la nueva versión, esos canales se han reequilibrado para que la imagen se vea más nítida.

El 14 de febrero de 1990, solo en la media hora antes de apagar sus cámaras para ahorrar energía, la sonda Voyager 1 obtuvo un total de 60 imágenes que la NASA bautizó como ‘El retrato familiar del Sistema Solar’. Las fotografías, que incluían imágenes de otros cinco planetas aparte de la Tierra y el Sol, fueron captadas a una distancia de más de 6.000 millones de kilómetros de la Tierra. Este miércoles, la cuenta de Twitter de NASA Voyager publicó un emotivo mensaje en honor a la icónica imagen: “Al ‘Punto azul pálido’ de este bot interestelar: Tierra, todavía te ves igual de hermosa como el día que te tomé esta foto”.