La ‘NASA’ ha comunicado este martes los próximos pasos que realizarán para devolver al funcionamiento normal los instrumentos científicos del telescopio espacial Hubble después que entrara en “modo seguro” debido a una falla técnica. El telescopio, que fue lanzado en 1990, reportó un fallo el pasado 23 de octubre cuando una gran cantidad de mensajes de sincronización faltantes hizo que sus instrumentos científicos entraran automáticamente en “modo seguro”, deteniendo sus actividades de investigación. Desde entonces especialistas han venido trabajando en detectar la raíz del problema.

Actualmente, la herramienta Advanced Camera for Surveys (cámara avanzada para sondeos) es la única que se encuentra operativa en el telescopio, luego de que la agencia espacial la reactivara el 7 de noviembre. Desde entonces continúa recopilando datos científicos e imágenes del espacio. La avanzada cámara pudo ser reactivada debido a que enfrenta la menor cantidad de complicaciones en caso de que ocurra una nueva perdida de mensajes de sincronización. Ello ha permitido a los ingenieros de la NASA a buscar la manera de revivir los demás instrumentos del Hubble.

En cuanto a las acciones a seguir, los encargados de la misión han encontrado una forma para que los instrumentos científicos del Hubble puedan rastrear y responder a los mensajes de sincronización perdidos y evitar que todo el telescopio vuelva a ‘dormirse’. Además, se modificará la forma en que el ordenador de carga útil monitorea los instrumentos. “Esto permitiría que las operaciones científicas continúen incluso si se llegan a registrar varios mensajes perdidos”, aseguraron desde la NASA.

En las próximas semanas el equipo “comenzará a determinar el orden para recuperar los instrumentos restantes, incluidos los horarios para cambiar los parámetros del instrumento antes de probar y desarrollar los procedimientos”. Se estima que el trabajo podría llevar varias semanas y, a pesar de que aún no está claro cuál será la primera herramienta a reactivar, se tiene la intención de analizar los pasos correspondientes para poder restaurar la Wide Field Camera 3 (cámara de campo amplio) del Hubble.

Previo a las fallas registradas recientemente, el telescopio ya había presentado fallas en junio cuando la computadora a bordo, esencial para continuar con las operaciones, dejó de funcionar repentinamente. Un mes después volvió a sus tareas normales gracias a un cambio de ‘hardware’. El Hubble ha estado monitoreando el universo durante más de 31 años. Se han realizado más de 1,5 millones de observaciones y se han publicado más de 18.000 artículos científicos con la ayuda de los datos recopilados por el mítico telescopio.