El “juego se terminaría” para la Tierra si nos encuentran formas de vida extraterrestres agresivas, afirmó el pasado 15 de junio Nick Pope, encargado de la investigación OVNI del Ministerio de la Defensa del Reino Unido en la década de 1990.

Las declaraciones del ex funcionario de la Defensa, ocurrieron por el reciente anuncio de un equipo de astrónomos que operan el Telescopio FAST, el telescopio más grande del mundo, situado en China, que detectó una serie de misteriosos sonidos provenientes de las profundidades del espacio exterior.

Por lo que Pope, quien trabajara en el Ministerio de Defensa británico hasta el año 2006, reconoció que las señales podrían incluir un mensaje extraterrestre. Además, el investigador podría haber una amenaza para nuestro planeta si nuestras propias señales son captadas por una civilización agresiva.