Un equipo de científicos rusos ha logrado identificar la momia de un roedor de la Edad del Hielo, que fue descubierto por una niña en el Lejano Oriente de Rusia. Se trata de un lemino que data de hace unos 41.000 años, cuyos restos se han conservado en buenas condiciones, según un reciente estudio publicado en la revista ‘Doklady Akademii Nauk’, de la Academia de Ciencias de Rusia.

 

 

La momia fue descubierta accidentalmente en 2016, por una niña de 11 años en la orilla de un río en la región de Yakutia, en una zona donde previamente se realizaban excavaciones para buscar colmillos de mamut. La menor llevó la momia a unos investigadores locales, y estos a su vez trasladaron el hallazgo a Moscú para su análisis.

El roedor medía unos 16 centímetros de largo, y según el tamaño del cráneo, el color del pelaje y las características de los dientes, el espécimen estudiado era un pariente cercano de los leminos siberianos contemporáneos (Lemmus sibiricus). El pelaje de ese roedor se conservó parcialmente y las radiografías mostraron que todos los huesos, a excepción de algunos de las extremidades posteriores, no presentaban fracturas. “El hallazgo de este lemino es de gran relevancia para comprender la evolución de este importante grupo de mamíferos” que habitan en las regiones del Ártico, concluyeron.