Otro misterioso anillo oscuro fue captado desplazándose lentamente y sin perder su forma, pero en esta ocasión, sobre Bogotá, capital de Colombia, el pasado 12 de febrero.