Un grupo de astrónomos de la Universidad de California en Berkeley (EE.UU.) reveló que en 2019 observó una gran emisión luminosa provocada por un evento de interrupción de las mareas, que ocurre cuando una estrella es destrozada o ‘espaguetizada’ tras acercarse demasiado a un agujero negro supermasivo, debido a la intensa gravedad ejercida sobre esta, informó este lunes la institución científica estadounidense, reportó RT.

De acuerdo con el estudio, publicado en la revista Monthly Notice of the Royal Astronomical Society, el acontecimiento, denominado como AT2019qiz, sucedió a unos 215 millones de años luz de distancia de Tierra, en una galaxia espiral en la constelación de Eridanus. “Una de las cosas más locas que puede hacer un agujero negro supermasivo es destrozar una estrella con sus enormes fuerzas de marea”, afirmó el profesor Wenbin Lu, quien añadió que los “eventos de interrupción de las mareas estelares son una de las pocas formas en que los astrónomos conocen la existencia de agujeros negros supermasivos en el centro de las galaxias y miden sus propiedades”.

No obstante, señaló que dado “el costo computacional extremo en la simulación numérica de tales eventos, los astrónomos aún no comprenden los complicados procesos que ocurren después de una interrupción de las mareas”. Debido a que el evento fue lo suficientemente brillante, los investigadores pudieron estudiar la polarización de su luz óptica, con el propósito de conocer qué fue lo que sucedió después de que la estrella fue destruida. Esto se logró mediante el uso del telescopio Shane, ubicado en el Observatorio Lick, en California, el cual está dotado con el espectrógrafo Kast, un instrumento que puede calcular la polarización de la luz en todo el espectro óptico.